18 de marzo de 2016

Pérdida de peso.

¡Hola de nuevo! 

Bienvenidos de nuevo al blog. Como cada viernes, hoy os traigo algo diferente. Esta entrada es difícil de escribir para mi; ya sabéis lo negativa y mal pensada que soy y, mientras estoy tecleando, no puedo evitar pensar en que me van a juzgar y etcétera. Sí, soy un poco tonta, debería darme igual y no ser tan negativa, pero bueno.

La entrada de hoy va sobre la pérdida de peso. Como ya os dije en la entrada de motivación en Instagram, me he propuesto bajar unos kilos. La razón no es estética, aunque también influye, si no de salud. 

El aumento de peso ha provocado que tenga más problemas de espalda de los que ya tenía y encima, me ha sumado dolor de rodillas. Al principio las rodillas me dolían si pasaba mucho rato de pie, por lo que como trabajo casi 12 horas de pie, en seguida culpé al trabajo. Pero es que ahora, simplemente estando sentada en casa, pueden empezar a dolerme bastante tanto las rodillas como la espalda. Este aspecto ya me preocupaba, pero aún así, no podía controlar la ansiedad que tenía, y me daba por comer mucho, aunque no tuviera hambre. El hambre era algo secundario. Yo comía por gula. 

El asunto ha pasado de negro a oscuro, porque además descubrí mediante un análisis que tenía azúcar y colesterol elevados. Con 23 años, y así de hecha mierda estoy, si me permitís la expresión. Es por ello por lo que he decidido decir "basta" y poner remedio. Como os he dicho, más que por estética, esto es por salud. Yo siempre he defendido y defenderé que todos los cuerpos son bonitos, siempre y cuando la persona esté feliz en él y se sienta a gusto. Si, como yo, empiezas a no estar a gusto, entonces pon remedio de manera sana. 

Ahora os voy a dar unos consejos muy básicos, que seguro que ya sabéis, para comenzar poco a poco con la pérdida de peso de manera saludable. Primero quiero aclarar que aunque me encanta el tema de la nutrición, no soy nutricionista y todos estos consejos están basados 100% en mi experiencia y en lo que a mi me funciona. Los comparto con vosotros por si puedo ayudaros de alguna forma e incluso motivaros a empezar con un cambio en vuestra salud y vuestras vidas. 


  •  El tiempo. Comienza poco a poco. Recuerda que si estás en un círculo vicioso de los malos (vida sedentaria casi total, mucha comida basura, etcétera), vas a tardar más en cambiar tu modo de vida. Si te restringes de todo al 100% los primeros días, no sólo vas a tener más ansiedad, si no que al cabo de una semana (a veces más, a veces menos) vas a tirarlo todo por la borda de nuevo y te vas a atiborrar de lo que te hayas estado quitando. Estas cosas llevan tiempo y tienen que hacerse despacito y con buena letra.

  • Cambiar malos hábitos. De nuevo poco a poco, tenemos que ir cambiando los malos hábitos. Una de las primeras cosas que yo estoy cambiando es el modo en el que me muevo. Antes solía ir a casi todos lados en autobús y ahora intento ir siempre andando mientras escucho música. Así, además de despejarme, me siento mejor y más realizada por haber cumplido lo que me había propuesto. Otro ejemplo más es ir dejando poco a poco de beber bebidas tipo Coca-Cola, Fanta, zumos, etcétera, porque tienen mucho contenido en azúcar. Si te gusta mucho ese tipo de bebidas, intenta al menos que sean las versiones sin azúcar al principio.

  • Ponerse metas. Sí, típico. Pero pocas veces lo hacemos. Las metas tienen que ser realistas. Las dietas milagro no existen, y lo único que hacen es que luego cojas el doble de peso que habías perdido. Tenemos que establecer metas incluso diarias. En mi caso, como me cuesta beber los dos litros de agua recomendados, me dibujo en una libreta 8 pequeños vasos, y voy tachando a medida que bebo. Cuando me toca día completo en el trabajo, o bien me llevo una botella de un litro de agua para controlar, o igualmente me intento beber 5 o 6 vasos más algún té. Los tés son muy buenos para ayudarte con el tema de beber agua, además de que si eliges el té verde, te ayudará a acelerar el metabolismo. Cuando no te apetezca beber agua simplemente por beber, hazte un té!

  • Comer fruta. Creo que a mi es una de las cosas que más me está costando hacer. No estoy acostumbrada a comer demasiada fruta y tengo que hacer siempre un gran esfuerzo. Es por ello por lo que intento hacerme batidos de fruta, o combinarla con yogur por ejemplo, para que así me sea más fácil. Lo cierto es que depende mucho de la temporada como más o menos fruta, porque por ejemplo, las fresas me gustan mucho, y es una época del año en la que comer fruta no es complicado. Otro truco que también sigo, y así de paso evito el picoteo malo, es comer fruta entre horas si me encuentro con ansiedad y tengo ganas de dulces y marranadas varias. Me encantan los arándanos, las frambuesas y las moras, y he conseguido encontrarlas a más o menos buen precio. Si os gustan este tipo de frutas, os recomiendo comprarlas, ya que al ser tan pequeñas y no tener que pelarlas ni cortarlas, la tarea es más fácil y se hace más sencillo comer fruta.

  • El desayuno. El temido desayuno... Conozco a mucha gente que me dice que "por la mañana es que no me entra nada de comida". A mi antes me pasaba igual, y lo que mejor me ha funcionado es, de nuevo, el tiempo, hacerlo despacio. Cada mañana iba incorporando algo nuevo que comer. Al principio sólo me bebía un café, un zumo, un Colacao (leche con cacao)... Pero poco a poco fui incorporando una tostada. Al principio era capaz de comerme media tostada nada más (unos 3 o 4 bocados básicamente) y ya me sentía regular y llena. Luego, un día di un bocado más, y al siguiente otro, y así poco a poco, hasta que ahora desayuno con total normalidad y puedo comerme cualquier tipo de desayuno.

  • La cena. La cena tiene que ser lo más ligera posible. Al principio os va a costar horrores, sobre todo si estáis acostumbrados a comer mucha cantidad como yo. El hecho de hacerla más ligera y sana poco a poco también os ayudará a levantaros por la mañana con más hambre, y entonces el desayuno lo haréis más completo. Otro mini truco para sentirnos más llenos es bebernos un té tipo manzanilla o menta poleo después de cenar. Hará que nuestra digestión sea más fácil y dormiremos mejor. Aproximadamente media hora después de cenar, id corriendo a lavaros los dientes para evitar comer nada antes de dormir. También se recomienda cenar aproximadamente dos horas antes de irnos a la cama. Yo siempre ceno y luego estoy en las redes sociales, leo o veo una peli.

  • Verduras y pescado. Incluye más verduras a tus comidas. Para mi esto está siendo difícil, así que lo que hago es cocinar cremas de verduras y congelarlas, para así evitar de nuevo el tener que lavar, pelar, trocear, hervir y etcétera las verduras cada vez que quiera comerlas. Las cremas creo que son una muy buena solución para comer verduras. Acompáñalas con una tortilla, con pescado, con algo de carne (siempre a la plancha), y tendrás una magnífica cena o comida. Mi truco, a parte de cocinar todo en grandes cantidades, es también hacer como un menú semanal donde incluya al menos 3 veces a la semana el pescado y las verduras (ya sea en cremas, ensaladas, a la plancha...). De esta forma también ahorramos dinero porque compramos sólo lo necesario para hacer nuestros platos.

Y por aquí dejo ya esto. Más que trucos nutriconales en sí, he querido enfocarlo en consejos sobre cómo empezar a tener un estilo de vida más saludable. Lo último y más importante, es no obsesionarse. Como he dicho al principio, estas cosas toman su tiempo. Probablemente el viernes que viene publique una entrada sobre cómo evitar la ansiedad al comer y qué hago yo para no obsesionarme y caer en un círculo malo que me pueda llevar a algún desorden alimenticio. Decidme si os gustaría este tipo de entrada, y si esta temática en general os gusta. 

Dejadme en comentarios qué truco os ha gustado más, si ya estáis llevando a cabo alguno de estos consejos, o si tenéis algún consejo más. Comparte tus experiencias, que seguro que ayudan a mucha gente :)

¿Queréis que suba próximamente también un menú semanal variado y sano? Dejadlo en los comentarios o por redes sociales :)

Nos vemos el viernes que viene con la entrada sobre cómo evitar la ansiedad. Espero que esta os haya gustado. ¡Buen fin de semana!

Byeeee :)

4 comentarios:

Elisa Medina dijo...

Muy bien Lidia! Tu iniciativa sobre llevar vida sana es preciosa. Añadiría a esto quizá algo de ejercicio. El ejercicio de relajación que casa por excelencia en la vida de alguien muy ocupado es el pilates, particularmente porque necesita poco tiempo (45 minutos por sesión, unos tres días por semana). Además, relaja y enseña a poner un enfoque especial en los pequeños detalles. Si bien en un principio nos enfocamos en movimientos, esa forma de pensamiento se expande poco a poco a lo más rutinario del día a día, haciéndonos capaces de visualizar mejor las "metas a corto plazo", lo que viene muy bien para superar la ansiedad.

Aunque unas clases de pilates es lo más recomendable, para empezar te recomiendo este vídeo. https://www.youtube.com/watch?v=0S7xWexc_oE

Para empezar, sólo necesitas una colchoneta de yoga (4€ en decathlon) o similar.
¡Espero que lo intentes! Cheers!

Lydia García dijo...

Muchísimas gracias por la recomendación! Justo estaba pensando entre yoga o pilates, porque necesito relajarme, pero el pilates es que es bueno para problemas de espalda y demás, así que creo que me voy a decantar por ello!

Me apunto el vídeo y ya iré probando poco a poco a ver qué tal me va :)

Que tengas muy buena semana y mil gracias por el consejo! Un beso!

InStyleGirl dc dijo...

Hola Lidia!!! Es una iniciativa muy buena y necesaria. Yo llevo unos meses con ella y tengo mis días. Hay días que necesito como el vivir marranadas y no siempre consigo resistirme pero poco a poco voy bajando peso y, al sentirme mejor, es más fácil continuar.

Al igual que Elisa creo que para acabar de tener unos hábitos de vida saludables habría que incluir algo de ejercicio. Bien ir a clase o caminar, que es un buen ejercicio para bajar peso. Para motivarse en este tipo de actividades a mi me resultó buena idea tener una herramienta de estas que mide la actividad física, bien puede ser un reloj de estos que están tan de moda o la herramienta Google Fit del móvil (al fin y al cabo el móvil siempre lo llevamos encima). En ellas te planteas un objetivo y cuando lo obtienes te sientes super bien contigo misma.

Espero haber sido de ayuda. Un besazo!!

Lydia García dijo...

Muchísimas gracias guapísima! Es cierto que es difícil, sobre todo el inicio. Lo mejor es ir viendo resultados, aunque sean lentos, porque como motivación son espectaculares jaja

Yo tengo una aplicación en el teléfono y como ahora evito el bus al máximo y voy andando siempre que puedo, me ayuda ver que cada vez tardo menos y también las calorías quemadas y eso. Es una buenísima herramienta, y si mi despistada cabeza me lo recuerda, intentaré añadir ese consejo en la entrada del viernes que viene sobre cómo controlar la ansiedad al comer ^^

Espero que tengas una feliz semana!! Nos vemos pronto en más entradas :) Un besote!!! ^^